9/5/08

Nucleares ?, Mmm, bueno, si, por favor


La carga de los pronucleares

El lobby nuclear está lanzando andanadas cada vez con más fuerza. Separatas en periódicos, entrevistas, programas de radio y televisivos, foros en internet, ... y el fichaje estrella: Felipe González, expresidente famoso, entre otros desaguisados, por orquestar campañas que cambiaron la opinión de su país sobre temas candentes en cuestión de meses.

La recien nominada presidenta del Foro de la Industria Nuclear Española, Teresa Domínguez, afirma que España necesita construir entre 7 y 10 centrales nucleares nuevas para satisfacer la creciente demanda y reducir la dependencia del petróleo.

Entrevista en Expansión:

P.: ¿Nos encaminamos hacia una edad de oro nuclear?
R.: Sí, estamos dando los pasos hacia un renacimiento de la energía nuclear mundial.

P.: ¿Cuál sería el mix energético nacional perfecto?
R.: 30% nuclear, 25% carbón limpio (Sic! parece que se refiere a capturar el CO2 y envasarlo en una mina) y gas, un 15% renovables, y el resto petróleo.

P.: ¿Cómo ve el futuro energético de Europa?
R.: Europa ha pasado de unas posturas radicales en contra del uranio a reconocer que la energía nuclear debe estar presente en un 20% en el mix europeo. Esto marcará el futuro energético europeo.

P.: ¿Para el ciudadano qué ventajas tiene la energía nuclear?
R.: Si España incrementase la producción nuclear contendría su factura eléctrica y los ciudadanos pagarían menos. (Sic! ¿ lapsus de calendario?) El sector genera un PIB de 2.600 millones de euros y da trabajo a 30.000 personas. Si construyéramos las diez centrales que necesitamos, tomando 10.000 Mw adicionales a los ya existentes, y, hasta 2030, supondría un valor añadido de 10.000 millones de euros y la creación de 170.000 empleos al año.

P.: ¿Se contendría el precio de los alimentos si hubiera una mayor presencia nuclear?
R.: Sí, porque sólo la energía nuclear incluye el coste de todos los elementos necesarios para la generación eléctrica (Sic! la incidencia de los agrocombustibles en la escalada precios de los alimentos es solo un factor en un complejo entorno de crisis sistémica global ) . A los estudios sobre renovables les falta transparencia para saber el coste real de la energía (Sic! Buscar en diccionario "transparencia nuclear").

P.: ¿Y el escape de Ascó?
R.:El suceso de Ascó refuerza al sector nuclear, ya que, la detección del escape por el personal de operación fue muy eficiente. No se notificó antes del suceso a las autoridades competentes, porque los márgenes eran tan mínimos que resultaban imposibles de detectar (Sic!, viva la transparencia de las nucleares).

Menudo fichaje la señora.


Nucleares y capitalismo monopolista

La industria nuclear, la forma más insólita y peligrosa de hervir agua jamás inventada, representa la perfecta metáfora de la fase actual del capitalismo monopolista. Implica concentración de capital. Implica sometimiento del estado, las leyes, los medios de comunicación y las ideas, a los intereses y la codicia de los monopolios privados. Implica el control de la energía en manos de unos pocos. Implica elusión quasi absoluta de responsabilidades civiles o penales. Implica riesgo sistémico y por tanto beneficios privados y socialización obligada de pérdidas a una escala bestial, mucho mayor incluso que la originada por la crisis sub-prime. Las nucleares constituyen el barco insignia de la flota neoliberal.

Nucleares y bombas

Buena parte de las plantas nucleares existentes se construyeron en base a programas armamentísticos nucleares durante la guerra fría. El hecho de que las barras de combustible nuclear usadas, una vez refinadas, servían para armar bombas de plutonio y uranio enriquecido, fue un acicate para que el sector público creara el marco legal apropiado y cediera los recursos necesarios. La otra motivación evidentemente fue la electricidad generada, pero siempre en el marco de planes publicos dirigidos a la autosuficiencia energética. Siempre ha sido y será una energía subsidiada.

La justificación de los enormes caudales públicos invertidos precisó de campañas mediáticas descomunales que propagaron a diestro y siniestro el optimismo atómico. La gente acabó pensando que la humanidad gozaría de una fuente inagotable de energía para siempre jamás.

Las nucleares españolas se construyeron durante el franquismo en un ambiente idóneo de crony capitalismo, el sector público asumiendo las cargas y el privado los beneficios. El "mix" de entonces combinaba autosufiencia energética y los deseos de nuestro insigne dictador y su entorno militar de una bomba nuclear como la que tenían en Francia.

Vandellós se construyó para suministrar el combustible apropiado para las armas de destrucción masiva de nuestro insigne caudillo. Desde un punto de vista técnico, el reactor de Vandellós no era el más apropiado para producir energía eléctrica. De hecho científicamente era obsoleto ya en 1964, sin embargo, Vandellós era la central ideal para obtener plutonio militar. Ahora que ya es irrecuperable el sector privado la ha vendido al sector público y la energía eléctrica necesaria para desmantelarla (30 años mínimo) equivaldrá a toda la energía que produjo en vida.

Una energía con muletas

Que se sepa no hay ejemplo alguno de nuclear construida sin muleta pública.

"Venderlas" al sector privado sin seguro a todo riesgo, una vez construídas ha sido la norma. Es entonces cuando generan beneficios.

De ahí la movida pronuclear. Se trata de marear al contribuyente para que trague la píldora de la mordida presupuestaria de FECSA-ENDESA, Hiberdrola y demás. Lo de ¿No, gracias? cambiarlo por un ... "Mmm, bueno, si, por favor" con la inestimable ayuda de Felipe González.

En la práctica, las nucleares, han resultado el peor negocio de la historia. En EEUU representó una inversión estimada en centenares de miles de millones de $ para construir las 124 plantas existentes que suministran escasamente el 19% de la electricidad consumida en el país.

Ninguna compañía de seguros privada asumiría el riesgo de contratar una póliza a una planta nuclear que cubriera todos, absolutamente todos los costes de un desastre. Contratan pólizas del tipo "siempre que los costes no superen la cifra de ... " ect. Beneficios privados y nacionalización de pérdidas sigue siendo la norma. Las "rentables" nucleares existentes circulan tranquilamente sin seguro de ninguna clase y amenudo con el carnet caducado.

En EEUU, donde no se han contruido nuevas plantas desde hace más de 30 años, la administración Bush viene potenciando “el renacimiento nuclear” desde 2002 con paquetes de subsidios que se suceden uno a otro y programas de créditos subsidiados y garantizados, no se ha conseguido todavía que alguna corporación haya iniciado la construcción de una nuclear.

Según el reciente informe del MIT (Massachusetts Institute of Thecnologie) The Future of Nuclear Power, la senda nuclear sigue con los mismos agujeros de siempre: coste, seguridad, residuos y proliferación.

Según Dieter Helm, experto en mercados energéticos, "nunca ha habido y nunca habrá programas nucleares totalmente dependientes del mercado". Las dificultades de su construcción y los requisitos de seguridad múltiple exigidos hacen de su construcción un pozo sin fondo de gastos difícilmente evaluables y con tiempos de ejecución difícilmente previsibles.

La última planta nuclear construida en EEUU fue la Watts Bar 1 que se empezó en 1973 y tardó 23 años en concluirse. En la actualidad unas 20 plantas nucleares están siendo construidas en el mundo, la mayoría en Asia y Rusia y siempre dentro de programas de inversión pública según el "mix" tradicional de "intereses estratégicos" . Japón y Francia tienen grandes programas nucleares, pero ambos países subsidian fuertemente su energía atómica.

¿Nos van a salvar las nucleares del peak oil y del desastre climático?

El argumento central de la movida pro-átomo es que las nucleares mitigarán el cambio climático y los efectos del peak-oil.

Aquí reside la esencia de la argumentación pro-nuclear. La energía nuclear de fisión y con suerte, en un próximo futuro la de fusión, permitirán seguir y profundizar en la deriva alucinógena actual.

Organizaciones de nuevo cuño con títulos tan rimbombantes como “Coalición para la Energía Segura y Límpia” presidida por Patrick Moore cofundador de GreenPeace y Christiane Todd Whitman, antiguo jefe de la EPA (Agencia de Protección medioambiental) y con el respaldo de figuras tales como James Lovelock, padre de la teoría Gaia, son parte de una ofensiva pro-nucleares que está consiguiendo que cada vez mayor número de adeptos. El periódico medioambiental online Grist anunció que el 54 % de sus lectores estaban dispuestos a reconsiderar el tema de las nucleares. En muchos foros medioambientales está abriéndose paso la opción pro nuclear.

Proliferación nuclera

Evidentemente la escalada del precio del petróleo facilitará la proliferación nuclear para que la generación de energía siga en régimen de grandes monopolios y una forma de preparar el terreno es desviando los fondos públicos que podrían ir a la competencia. (formas de generación energética alternativa difíciles de controlar por los monopolios).

En el horizonte del 2030 la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) prevé un aumento de al menos un 20% de la potencia nuclear instalada en el mundo y hay en la actualidad 34 reactores en construcción y está prevista la construcción de al menos 93 más en China, India, Japón y Rusia.

¿Pero, tiene sentido la ingente inversión en nucleares para combatir de forma inmediata el cambio climático que es de lo que se trata.?

En capitalismo y en las condiciones de escasez actuales el negocio está en el petróleo. Las grandes petroleras ¿están invirtiendo sus astronómicos beneficios en ... nucleares preparando el futuro?. Pues no, en petroleras. Estan comprando sus propias acciones en bolsa. Sin la muleta pública las nucleares no son negocio.

La energía nuclear, además de otras limitaciones e imponderables, no puede usarse para producir combustibles líquidos o gaseosos ni servir como imput de la industria química.

El cambio climático les importa un comino a los monopolios energéticos que justo hace unos meses negaban su existencia. Y en cuanto al peak oil, la energía tiene una elasticidad casi cero, lo cual permite que suban los precios sin que disminuya un ápice la demanda. Las petroleras lo saben y van a sacar tajada.

Por lo tanto, en capitalismo, vamos a seguir aumentando nuestro consumo de petróleo y carbón durante muchos años más, por más cambio climático que haya.

Desafortunadamente, el 7º de caballería nuclear de James Lovelock y Cia. no va a llegar a tiempo. Lo nuclear es un añadido, no un sustitutivo.

Construir estas plantas consume un montón de años. Conseguir un 1/7 de la reducción de CO2 necesaria para estabilizar el CO2 atmosférico en la tasa de 500 partes por 0,1 billones requeriría la construcción de nada menos que 700 plantas nucleares de 1000 megawatios, una inversión astronómica que además tardaría décadas en llegar a ser efectiva y tal como andarán las cosas entonces sería como sembrar de minas el planeta.

En la actualidad están abiertas 439 centrales nucleares en el mundo, la mayoría con el carnet a punto de caducar y sólo producen el 5% de la energía del planeta. Para lograr alcanzar el 20% habría que construir tres plantas nucleares al mes durante los próximos 60 años.

Proliferación de carbón. "A rush to coal"

En el "mix" chino e indio, por cada nuclear en construcción entran centenares de nuevas plantas de carbón (en China se construyen una media de 2 centrales térmicas de carbón a la semana, en India, el Banco Mundial financia la construcción de una "ultramega" central térmica de carbón de 4.000 megawatios). Esas si que son baratas y con carbón para muchos años. Lo nuclear forma parte indisoluble de este "mix" corrosivo.


El geólogo inglés Jeremy Legget (dos libros recientes: "The Carbon War" y "Empty Tank"), Colin Campbell, miembro destacado de ASPO (Asociación para el estudio del Peak Oil), ambos coinciden en que la subida del precio del crudo llevará a la explotación masiva del carbón como fuente alternativa, "a rush to coal" en la que China e India, Australia y EEUU quemarán sus enormes reservas de carbón en lo que queda de siglo con una subida insoportable de la temperatura en la zona habitable. En Inglaterra el gobierno laborista apoya la construcción de una megaplanta de carbón.

Los intereses de los contribuyentes hace mucho que no coinciden con los de los monopolios y sus mercados. Hacen falta exorbitantes dosis de pseudociencia y de greenwash para hacer tragar al personal lo que se nos viene encima. Los mercados de CO2 y la vuelta a las nucleares forman parte del "mix" de tranquilizantes diseñado para que continuemos "business as usual" quemando fósiles a mansalva. El negocio sigue siendo el petróleo, luego será el carbón puro y duro y en cuanto a nucleares su papel seguirá siendo el de comparsa. (mix queda más fino).

Link pronuclear
Link carbón limpio

2 comentarios:

Cancer = Nuclear dijo...

http://www.medio-ambiente.info/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=264

Leed con atención:

Así, en julio del año pasado fue publicado en la revista Occupational & Environmental Medicine un estudio epidemiológico realizado por científicos de la Universidad de Alcalá de Henares y el Hospital de Guadalajara en el cual se concluye que el riesgo de sufrir cáncer se incrementa linealmente con la proximidad a la central nuclear de Trillo y que el riesgo de padecer un tumor es 1,71 veces superior en el entorno más cercano a la central nuclear (en un radio de 10 kms. alrededor de ésta) que en el área incluida en un radio de 30 kms.

En julio de 2001 fue publicado en Environmental Health Perspectives un estudio de la Unidad de Epidemiología del Cáncer del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III que concluyó que existía un incremento de la mortalidad por leucemia en el entorno de las instalaciones de combustible nuclear.

Dos años antes, en 1999, el Instituto de Salud Carlos III concluyó que existía una tasa de incidencia de mieloma múltiple mayor de lo normal en el entorno de la central nuclear de Zorita, en Guadalajara. Este estudio se publicó en el número de octubre de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention. En esta misma zona, ya en 1987 el Insalud concluyó que la tasa de muertes por tumores de tubo digestivo era entre 3 y 4 veces superior que la media del Estado español.

Además de estos datos concluyentes, los estudios de 1999 y 2001 del Instituto de Salud Carlos III detectaron también la existencia de una tasa
inesperadamente más alta de cáncer de estómago en personas de ambos sexos en el entorno de la central nuclear de Garoña. Este incremento, ligado a la proximidad a esta instalación, se produjo en el periodo posterior al inicio de actividad de la central nuclear, tras comparar con la situación anterior a su entrada en funcionamiento.

Asimismo, se constató que la mortalidad por cáncer de pulmón mostró un mayor incremento en las áreas en el entorno de 30 kms alrededor de las centrales de Garoña, Zorita y Vandellós-I en comparación con las tendencias nacionales. La misma situación se dio con respecto al cáncer de riñón en La Haba, zona de minería de uranio.

Según estos estudios, Garoña es la central nuclear en cuyo entorno se ha encontrado una tasa más alta de mortalidad por leucemia en la población de 0 a 24 años, en un ratio superior que en las poblaciones control más allá de ese radio. En el entorno de otras centrales nucleares e instalaciones de minería del uranio se ha detectado un exceso de mortalidad por diversos tipos de cáncer.

Blogger dijo...

New Diet Taps into Revolutionary Plan to Help Dieters Get Rid Of 12-23 Pounds in Just 21 Days!