22/10/20

Depresión "Monopolista" Permanente

 

 

En sept de 2015 publiqué un artículo en este bloc titulado así. La relación entre la actual depresión y los monopolios parece que escapa a los analistas. Introduje en el buscador Google "Depresión Monopolista" y las únicas entradas en la red vinculándolos siguen siendo las de este bloc. Ni una sola referencia en ninguna otra parte. Chocante. Lo probé en ingles "Monopolistic Depression" y al parecer se trata de una rara variedad depresiva mental. Ni una referencia a la economía. Probé con "Monopoly Depression" y las únicas entradas (a parte del blog en inglés Exit Capitalism ) hacen referencia al juego del Monopoly y, de nuevo al desarreglo mental. Lo probé finalmente con "Economic Monopolist Depression" y en este caso solo seis resultados, todos referidos a Exit Capitalism. Más chocante aún. 

 Pues bien, querámoslo o no, existe una fuerte relación que vincula estrechamente ambos fenómenos. Las grandes depresiones sientan bien al capital monopolista. . Con la depresión los monopolistas ganan cuota de mercado a costa del sector no monopolista. . Con la depresión se mantienen e incluso aumentan los beneficios del sector monopolista que es capaz de mantener e incluso aumentar sus precios en depresión. . Según la doctrina del shock (Naomi Klein), el capital monopolista aprovecha los desastres, la conmoción y la confusión, generados por la gran depresión para introducir regulaciones neoliberales que aseguren sus negocios y sus rentas de monopolio. . La gran depresión genera sustanciosas oportunidades para la concentración capitalista: el endeudamiento de los estados facilita la privatización de las empresas públicas y de los servicios públicos. . Con la depresión, la alocada competencia en el sector no monopolista (proveedores, subcontratados, trabajadores, etc) conlleva la caída de sus precios, rentas y beneficios (deflación), caída que se traduce en disminución de costes para el sector monopolista y por tanto en aumento de sus rentas de monopolio. Es decir que la caída de las rentas y beneficios de unos, la gran mayoría, aumenta los beneficios de la minoría monopolista. El sector monopolista aumenta su participación en la renta global en detrimento de la disminución de la cuota de renta de todos los demás. La depresión monopolista significa la redistribución de la renta y de la riqueza en favor de los más ricos. Pero tal redistribución es la otra cara de la proletarización. El capital monopolista es la verdadera esencia del capitalismo y la máquina perfecta de apropiación o destrucción total de los medios de producción que todavía no están en sus manos. La depresión monopolista significa proletarización en gran escala.

Las grandes depresiones, sin embargo pueden resultar peligrosas para el capital monopolista si los pueblos o los estados reaccionan en contra de sus intereses (nacionalismo económico, controles sobre los movimientos de capital, renacionalizaciones, socializaciones, regulaciones anti-monopolios, etc.) De ahí el ahínco en la introducción de regulaciones (tratados bilaterales de libre comercio, Tratado de Maastricht, Tratado TLCAN o NAFTA,TTIP, TPP, etc.) que aseguren la depresión a perpetuidad constitucionalizando la incapacidad democrática de los pueblos y de los estados para reaccionar frente a la depresión monopolista. El TTIP, TPP y similares constitucionalizan la Gran Depresión. 

El comentario de Antonio en aquel post es muy claro al respecto. No se trata de una hipótesis de análisis, és la misma realidad que va tomando cuerpo día a día. Estamos ya inmersos, sin ningún género de duda, en la Gran Depresión Monopolista Permanente.

3 comentarios:

Hodie dijo...

El mensaje ya ha sido emitido; y de esto hace ya algún tiempo. Aquellos que, como yo, un ciudadano común y silvestre de entre tantos otros millones de indivíduos que habitamos la periferia latinoamericana, lo hemos escuchado y meditado, también lo hemos repasado y contrastado... Y ahora sabemos bien que es lo que está ocurriendo. En medio de la actual crisis mundial, el torbellino mediático de los medios denominados ''oficiales'', que como sabemos, hacen parte de la inefable maquinaria capitalista, continúa girando sobre el mismo falso postulado del crecimiento ad perpetuum... Y lo hace de manera porfiada, insistente, a pesar del cada vez más evidente resultado nefasto que está ya a la vista de cualquier indivíduo de a pie: exclusión social, precarización general, juventud empobrecida (pero eso sí, todos con móviles jeje) y una espantosa disparidad socioeconómica (como nunca antes se vió) entre la clase trabajadora y las élites.

En esta década (2020-2030) estoy convencido de que seremos testigos de muchas escenas espantosas, resultado de la contorsión espasmódica de la bestia neoliberal que --en medio de la locura laisez faire desatada en todos los niveles de la sociedad-- además de devorar todo lo que está a su alcance, también ahora, en su angurria patológica, ha comenzado a comerse sus propios tentáculos. En fin, será catastrófico, a niveles nunca antes vistos (ecología, polución, destrucción de la biósfera, alteración climática) y como actualmente somos muchos sobre la faz de la Tierra, pues sencillamente nos va a tocar. Y no será nada agradable. 

El mes pasado cumplí 45... sin hijos y sin deudas... espero que la Providencia me permita ver en que termina todo esto.

Y al autor del blog, un cordial saludo y muchas gracias por mantener en alto el listón.

antonio dijo...

Si me mencionas en tu artículo tendré que decir algo No sigo nada tu blog no falta de interés sino, seguramente, por tu escasas publicaciones, pero hoy lo he hecho. Sobre blogs marxista te recomiendo, por si no lo conoces, el blog de Michael Roberts ‘’thenextrecessión’’. En mi opinión es el autor mas adelantado y competente de los autores marxistas divulgativos a día de hoy. Sobre el monopolismo creciente en el sector capitalista ( Bankia-Caixabank, el ultimo ejemplo en pleno Covid-19 ¿pero el virus no era malo para todos? Para algunos, los monopolistas, no lo parece. Todo lo contrario, las crisis solo aceleran el proceso de concentración. Ya sucedió así en la crisis del 2.008) poco tengo que añadir a tu análisis. El capital se concentra si o si. Es un imperativo económico de 1º grado, avalado por las economías de escala que provoca. Esto tiene poca o ninguna discusión si sable solo un poco de economía. Solo añadir a tu estudio la presencia en el cuadro de un sujeto económico no capitalista y que esta bastante olvidado y poco estudiado por el marxismo: el Estado. Un detalle nada pequeño es que el Estado ya es la primera empresa ‘’concentrada’’ y de un tamaño 10 veces mayor a la 1º empresa capitalista en todos los paises. El capital productivo ya se ha ido concentrado en el Estado en la mayoría del sistema-mundo hasta disponer del aprox. el 50 % del PIB, y es poco, poco probable que el Estado sea desbancado por cualquier empresa capitalista. Insisto en que el Estado esta poco o nada estudiado por el socialismo. K. Marx tenía la excusa y razón de que su Estado solo producía el 5 % del PIB, pero hoy el Estado es el agente económico principal.
Sobre los ciclos. Hace 5 años en ese comentario anterior yo empezaba a estudiarlos. Y hoy estoy completamente seguro de que son un fenómeno determinante en la construcción de los modos de producción. Los he estudiado bastante, conozco la obra de muchos autores académicos que los avalan, y, dicho brevemente, son el fenómeno que resuelve históricamente los ‘’daños colaterales’’ provocados por la monopolización del sector privado.Y son el fenómeno que va construyendo poco a poco y con avances y retrocesos los modos de producción. Los daños colaterales principales del monopolismo son el desempleo de las pymes (lo que tu llamas correctamente la empresas no-mopolisticas) eliminadas en el proceso de monopolización. ¿Como se revuelve ese problema históricamente? Los perjudicados por la monopolización en un número suficiente y hegemónico acaban por asaltar el Estado para provocar una cada vez más mayor socialización de las empresas. Para provocar una propiedad social, común y cooperativa del capital productivo. Desde un asalto al siguiente se produce un ciclo. El último impulso se inicio en 1.917 en Rusia (con una ampliación en 1.959-China) y hoy se encuentra en un último periodo en el que el hundimiento social de clases obreras provocará el nuevo asalto muy probamente cerca del 2.050.
Si no eres un experto en el tema, desde fuera, los ciclos suenan casi a ciencia-ficción pero cuando conoces la teoría y después compruebas la evidencia científica no te queda más remedio que aceptarlos. Michael Roberts es un gran especialista en ciclos económicos pero el todavía no llega a validarlos como constructores sociales aunque tendrá que hacerlo.Pero muchos otros autores marxistas y no marxistas así lo hacen (Inmanuel Wallerstein es el ultimo que conozco) y yo no tengo ninguna duda.
Un saludo

antonio dijo...

Una aclaración final que completa el comentario anterior. Los ciclos mencionados son los ciclos de luchas de clases. Otros nombres pueden ser ciclos revolucionarios, ciclos de la propiedad del capital, etc... En la literatura económica se han estudiado varios ciclos (Kuznets, Kitchen, Kondratiev, etc...) pero yo me estoy refiriendo exactamente a este. Un ciclo revolucionario es un ciclo Kondratiev en cuanto a sus fechas (con alguna modificación pequeña) pero al que se le ha sustituido por completo la causa del ciclo. La causa del Kondratiev no es en absoluto, por diversas y científicas razones en mi opinión, la de la difusión de la nueva tecnología innovadora producto de una revolución industrial o evento similar tal como la mayoría de autores neoliberales y algún autor marxista afirman, sino que su causa real y última es la de una revolución política. Se han estudiado ciclos Kondrativev desde el siglo IX (Robert Modelski y Thompson) y los últimos ciclos se inician en las revoluciones liberales que construyen el modo de producción capitalista desde la revoluciones de 1688-Inglaterra, 1789- Francesa, 1848-Revoluciones Liberales Europeas. En cuanto a socialismo están la revolución socialista de 1.917-Rusia y la de 1959-China, revolución china no inicia un ciclo nuevo sino que es solo un fuerte impuso del ciclo iniciado en la Urss. Hasta donde yo se, al modo de producción socialista le quedan como máximo 1 o 2 revoluciones más para ser mayoritario en el mundo. Y la próxima debe estar bastante cerca del año 2.050 según alguna estimación Un saludo.